Ser Flexible…

Unos meses antes de mudarme sola por primera vez, terminé mis sesiones de terapia. Había ido durante, alrededor, de 7 años. 

Para una persona como yo, que amo hacer terapia, analizar(me), pensar, entender, fue duro pero al mismo tiempo muy gratificante. Había algunos temas que se repetían semana a semana, mes a mes y… De golpe, comprendí la raíz de esas situaciones, así que además de extrañar a Debora (mi psicóloga) fue un gran hito en mi vida 😊

A qué viene todo esto? A que terminé febrero agotada, como si fuera agosto… Siento que arranqué muy bien el año, llena de proyectos, con ganas de mil cosas, con fechas de lanzamientos y productos nuevos… Pero el tiempo se me escurrió entre los dedos y febrero me pasó factura. Es tanta la presión que hago sobre mi a veces, que el cuerpo y la mente me explotan! Así que terminé febrero con un ataque de ansiedad que me duró algunas horas, pero que fue detectado al instante, así que con las herramientas que Débora me había dado durante todos esos años de terapia, pude empezar a desactivarlo. No fue muy grave y tuve la lucidez de escribirle enseguida a mis dos pilares: mi hermana y mi novio, para que estuvieran atentos, eso bajó mil grados todo. Lo peor no fue este episodio, lo peor es que empecé marzo enojada. Nada estaba saliendo como esperaba, nada se regía por las fechas que YO MISMA ME PUSE y que tengo el poder de correr… Reconozco que en este tipo de situaciones, vuelvo al pre-escolar y me hago berrinches interminables, peor que mis sobrinos 🤦‍♀️ Y me enojo con la situación, conmigo, con lo que estoy haciendo… Ok… Respirá. Y fue ahí, en el medio de todo este enojo cuando recordé la FLEXIBILIDAD… Un tema que hablé durante mucho tiempo en terapia, si las cosas no salen como espero me cuesta mucho encausar y, últimamente, nada sale como espero 🙈 

Cuando todo está por el aire y yo soy la responsable, tengo dos opciones: o que siga explotando todo o volver al centro, respirar, ordenarme y dar de nuevo 🙂 Por suerte esta última es la que ganó, así que saqué los calendarios de adelante de mis ojos, pensé en cómo quiero hacer las cosas y reorganicé todos los proyectos de este año 🙋‍♀️ Por eso este mes el Proyecto Argentina no va a salir, de hecho, a partir de ahora, va a salir mes por medio, Es un proyecto que disfruto tanto, tanto hacer que no quiero que sea vea manchado  por mi ansiedad y un mes es demasiado poco para el trabajo que me lleva organizar con cada ilustradora para ponernos de acuerdo en los patterns, a partir de eso diseñar una prenda y un bordado… Así que así va a ser, mes por medio, mucho más en lineamiento con la filosofía de vida que intento llevar y bajar los decibeles. Cada mañana hago ejercicios de respiración con una meditación guiada, escribo mis agradecimientos en un cuaderno, organizo el día mientras desayuno y trato de hacer yoga al finalizar el día… Por qué razón haría todo a las apuradas en el trabajo que es la actividad que hago durante toooooooooooodo el día? Con esto no quiero decir que está buenísimo pasar por un ataque de ansiedad, lo que quiero decir es que a mí me ayudó a hacer un click y ordenarme, bajar el ritmo, porque recién es marzo y, a este ritmo, voy a llegar destruida a septiembre, y la verdad, no vale la pena.

Conclusión de todo esto: cuando me pongo exigente y poco flexible con fechas y lanzamientos que YO MISMA ME IMPUSE (insisto con esto) y que no comuniqué a nadie y que nadie está esperando porque ni siquiera saben que eso va a pasar, tomo distancia, respiro, ordeno, escucho a mi cuerpo: si siento malestar vuelvo todo para atrás, si siento bienestar hago todo lo posible por llegar ♥ Parece simple, pero no lo es tanto. Es importantísimo conocernos a nosotras mismas, entender lo que nos pasa, reconocer cuando es un enojo, una bronca, angustia o algo un poco más complejo. Buscar ayuda cada vez que la necesitemos, las personas que nos quieren están ahí para nosotras cada vez que las necesitamos, como nosotras estamos para ellas. Tener todas las herramientas necesarias para desactivar cualquier sensación de malestar, a mi me sirve hacer ejercicios de respiración, tengo unos cuatro ejercicios distintos que me sirven para cosas diferentes, algunos incluyen retener aire y retener pulmones vacíos, con diferentes tiempos. A mi me sirven un montón, si te interesan este tipo de alternativas te recomiendo que busques en YouTube o en Spotify y encuentres las que a vos te sirvan 😊 Otra conclusión es no agregarme más cosas de las que puedo hacer en un día, una obviedad? Claro que sí! Algo que hago con frecuencia? Por supuesto! 🤦‍♀️ Y manejar la frustración cuando todo parece salir mal, generalmente ni es todo, ni está tan mal en realidad 😉

Me despido por hoy, sólo quería compartir esto con vos, que me acompañás en el camino que elegí, que siempre te cuento como medito y respiro, y lo bien que me siento… Bueno, esta vez quería contarte que no siempre estoy tan bien y lo que hago cuando eso pasa, porque creo que a todas nos pasa, no? Hay momentos super arriba, otros más estables y algunos que no nos gustan nada y que nos cuesta compartir, pero creo que la clave está ahí, cuanto más lo compartimos, más tomamos consciencia de no somos las únicas que nos sentimos así y eso ayuda a bajar.

Gracias por estar siempre del otro lado! Me encantaría que me compartas que hacés vos para sentirte bien cuando todo parece explotar, compartir suma y multiplica!

Te mando un abrazo a la distancia y con protocolo, por supuesto!

Ana Paula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *