Por qué es tan importante verte bonita?

Hace un tiempo leí en algún lado la frase «qué guapa te hace ese cerebro» y quedó resonando en mi cabeza. Me quedé pensando en cuánto se nos pide a las mujeres y cuanto estamos dispuestas a dar o a hacer para encajar, para conseguir lo que buscamos, queremos o necesitamos.

Se nos pide que seamos madres y buenas madres, que trabajemos la misma cantidad de horas por menos dinero, que nuestro trabajo esté mejor hecho que el de cualquiera, que estemos impecables, a la moda, con las uñas perfectas, el pelo prolijo, los accesorios justos, en tacos -obvio-, que nos veamos profesionales, que la casa esté impecable y si tenés un auto también, que el fin de semana tengamos planes -porque si no estás «muy sola»- y que el talle se corresponda con el canon actual… Uffffff… Me agoté sólo de escribir. La pregunta es ¿Qué pasa cuando una mujer no cumple con todas estas cuestiones? ¿Es realmente tan importante todo esto? Somos parte de una enorme revolución, la FEMENINA, una revolución que busca la igualdad en todos los sentidos, pero sin embargo cambiamos el desodorante para tener «las axilas más lindas» (esto lo cito porque cada vez que escucho esta publicidad me detona la cabeza, me parece muchíiiiiiiiiisimo). ¿Qué pasa con el interior? ¿Qué pasa con la mujer que no tiene interés en cultivar su exterior o no le importa cómo vestir o qué se usa? ¿Es menos bonita que la que sí? Yo creo que no.

Estoy convencida que para verte bonita en el afuera, tenés que ser bien bonita de adentro. Hay muchas mujeres que entran en los cánones actuales -o las hacen entrar a la fuerza- pero cuando todo eso «se cae» se vuelven seres grises y sin gracia, no les pasó de haber visto un personaje mucho después de su auge y que esté así? No? Hablame de Britney… Yo creo que la inteligencia y la felicidad dan más luz que el mejor retoque y que todo lo que sea natural es mejor que lo químico, que hacer algo para vos te llena el alma, que una juntada con amigas donde te reis hasta -casi- hacerte pipí es el mejor justificativo para las patas de gallo y la mejor sesión de abdominales que podés hacer, que si disfrutas de tus hijos levantarlos y jugar con ellos valen más que una hora de pilates, que un buen momento con tu pareja te libera más endorfinas que toda una tarde en el «gym» y que si estás despeinada a ninguno de ellos -ni tus amigas, ni tus hijos, ni tu pareja- les va a importar.

Trabajo hace muchos años en moda y me pone triste ver como la gente se pone a disposición de  la moda y no al revés, como tratamos -me incluyo, ya no, pero lo he hecho- de parecernos a las chicas de las revistas, las publicidades y ahora de Instagram y nos frustramos en el proceso, como arrastramos miles de complejos que no nos dejan ser todo lo felices que debiéramos, vale la pena? No! 

Te propongo algo:

  • En vez de hacer una dieta super estricta para bajar mil kilos, te propongo que comas saludable, para sentirte bien, para que tu cuerpo funcione, para que tu piel esté más luminosa y tu pelo más brillante. 
  • En vez de matarte en el gym -que te dura poco porque no hay cuerpo que resista esas rutinas- que hagas algo que te guste, un ejercicio que disfrutes, algo que te ayude a relajarte y tener más energía, eso que te cambia el humor y te hace feliz.
  • En vez de llegar a casa y prender la tele, tomate un rato en silencio o con la radio, o música que te guste y charlá con quien vivís o jugá con tus chicos o conectate con tu pareja mientras alguno de los dos cocina o los dos, no sé, pero cambiá el chip. Si vivís sola regalate un buen momento: la ducha, un baño de inmersión, ponerte tu crema, lo que sea que te guste! 

Te aseguro que estas actividades, sostenidas en el tiempo van a hacerte ver más bonita que las dietas imposibles, las rutinas matadoras del gym y te van a dar mucha más felicidad y luz que las otras.

SI querés te comparto MI rutina, no soy ejemplo de nada, pero a veces saber que hace el otro nos inspira: 
Me cuesta mucho hacer ejercicio y cocinarme… A veces le huyo a todo, pero desde hace un tiempo hay una rutina muy, muy clara para mí: me levanto, le doy comida a mi gatito, si mi perro está en casa (tenemos la «tenencia compartida» con novio) lo saco al patio y le lleno el plato. Pongo la pava y preparo lo que vaya a desayunar. Prendo la compu y abro spotify. Ahí sigo un podcast de meditación, tomo dos o tres mates para aclarar la garganta y poder respirar mejor y hago un sesión de diez a quince minutos de meditación, sólo después de eso arranco el día. A veces a la tarde hago yoga, alguna rutina de 30/40 minutos y sigo trabajando. Hay días que veo a mis sobrinos, a mis amigues o a mi novio y muchos fines de semana viajo a dar talleres. Pero desde que empecé a organizar mis actividades el domingo y me tomo ese ratito a la mañana, todo es diferente. Trato de alimentarme más equilibrado, ya no para bajar de peso sino para sentirme mejor y rendir más en mi trabajo y actividades, para estar sana. Y en cuanto a la moda… Me pongo lo que me gusta y lo que me hace sentir cómoda y feliz, depende el día es lo que uso y eso tiene que ver con mi estado de ánimo, porque eso lo cambia todo! 

Ojalá te identifiques con algo de todo esto y empieces a estar cada día más bonita!! Querernos y aceptarnos como somos, es un trabajo de todos los días. Tenés que saber que sos la relación más larga que vas a tener durante toda tu vida, es importante que te quieras, te aceptes, te cuides, te digas cosas lindas, te cultives, te hagas feliz, seas amable con vos misma… No te lastimes, no te desmerezcas, sos hermosa! 

Si tenés dudas de algo, querés dejarme un mensaje o simplemente contarme qué pensás, podés escribir debajo en los comentarios 🙂 

Gracias por leer! Te deseo una semana muy feliz! ♥

2 comentarios en «Por qué es tan importante verte bonita?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *