Hola 2019! ♥

Sin dudas el 2018 fue (aunque aun le quedan dos días) el año de mayores y más trascendentales cambios en mi vida… Hasta te diría que me da un poco de nostalgia despedirlo, pero como vengo trabajando esto de «soltar»… Abro los brazos todo lo que me dan y espero el 2019 con muchísimo amor ♥

Un año de primeras veces…

Este año me mudé sola por primera vez, con mucha ayuda de todos mis seres queridos, pero a la noche… Estoy solita y duermo con la luz del baño prendida, por si acaso…

Es la primera vez que paso una Navidad sin enojarme con mis padres (debe ser «eso» de la distancia).

Fue la primera vez que armé MI arbolito de Navidad, como ya saben (hasta el cansancio) la época navideña es mi favorita y es por eso que todos los rituales de armado de arbolito y decoración son muy importantes para mí. Este año fue más emotivo que nunca y empezó antes del 8 de diciembre, cuando mi mamá me regaló el arbolito de casa (porque «casa» es la casa donde viví 33 años, todavía), uno verde, con ramas gordas, de esos que ya no se consiguen y la caja con todos los adornos que fuimos comprando. Todos los años mi mamá me dejaba elegir adornos nuevos para el árbol, me encantaba! Era «EL» momento de diciembre ♥ Así que fue sólo ver la caja y que la emoción me embargue… Cualquiera diría que la caja está destruida o que parece una caja abandonada, pero dentro de ella vive parte de mi felicidad ♥

y el trabajo? 

Este año hice un vestido de novia, un vestido de 15 y bordé un vestido de tul completamente… Fue un año con desafíos y con renovaciones. Desearás Indumentaria está creciendo a fuerza de mi apertura. dejando atrás algunas limitaciones autoimpuestas. Ana Paula Seara también crece sin parar, con los talleres, con los productos, los desafíos, la evolución… 

Me mudé de casa y conmigo se vino el taller (que debo decir se redujo como a la mitad) y también pude armar mi espacio fijo para que las clientas puedan venir y ver y tocar las telas, los bordados, probar, comparar y que todas estemos cómodas. Es el mismo espacio que voy a usar para dar talleres a partir de febrero ♥ y el corazón se me sale del pecho cuando pienso en eso… 

y el amor?

Y el amor duerme mientras yo escribo. El amor es el mejor amor que tuve en mi vida.
Dicen que el amor crece y se expande… Así lo siento cada vez más.
Tengo grandes amores: mi novio, Morrison, Timo, mis sobrinos, mis hermanos, mis padres, nacieron nuevos bebés de amigas…
También me reoncilié conmigo y aprendí a amarme sin condiciones, a respetarme, aceptarme y abrazarme; a seguir siendo exigente conmigo, con mis proyectos, con mi trabajo, pero no una dictadora; aprendí que la panza no la voy a bajar hasta que pierda completamente el miedo; aprendí a aceptar y a abrazar a mi mamá más que a nadie, porque las diferencias de pensamiento que tenemos no son en contra de la otra y es la mejor mamá que me podría haber tocado, es un ejemplo y una gran (grandísima) mujer, que cada vez que hablo de ella con alguien sólo me dice palabras de amor que me llenan de orgullo de ser su hija…
El amor está mejor que nunca, expandido, brotando por todas partes…

COnclusión…

El 2018 fue un año lleno de cambios, de avances, de amor.

Renové mi amor por mi trabajo (aunque no lo sienta así, salvo cuando me siento a coser), hice dos vestidos que me dieron más que mucha felicidad, me mudé, hace días que, como quién (no) quiere la cosa, novio está viviendo en casa mientras la suya está ocupada (me mudé y novio también, solo que temporalmente), me fui de viaje, abracé mis diferencias y mis partes más vulnerables y las de los demás, me dieron el alta en terapia, inauguré mi marca personal (Ana Paula Seara), pude abrir mi espacio al mundo exterior (le falta, pero está encaminado), medité todos los días  durante meses (ahora estoy un poco vaga), intenté mantener una organización varias veces en el año (para una persona desordenada como yo, eso es un montón) y es la meta 2019 lograr sostenerlo en el tiempo, renové el amor por mis sobrinos, sigo conectando con personas especiales, fortalecí un montón de relaciones de amistad (es algo de dos partes, obvio), volví a compartir unos días con mi mejor amiga (que vive en Chile) y eso me llenó de una energía infinita, dejé ir personas que quiero mucho, me abracé a todas las mujeres, más que nunca…

Seguro me olvido de muchas cosas, pero insisto, estoy con los brazos abiertos bien, bien grande para recibir al 2019, con mucho amor, felicidad y gratitud!

Y, especialmente, te quiero agradecer a vos, que estás leyendo esto, que lees mi blog, que no siempre pensás como yo, pero que estás abierta para recibir otras opiniones como yo lo estoy para recibir las tuyas, que te gusta lo que hago y que me acompañaste en esta nueva etapa. Gracias! Muchas, muchas gracias! Con vos del otro lado, mi trabajo cobra un verdadero sentido. 

Insisto, una vez más (que pesada!), amo lo que hago y vos sos el motivo por el que lo hago… Gracias y feliz 2019! ♥

6 comentarios en «Hola 2019! ♥»

  1. Después de semejante empujón hacia lo positivo, te prometo bordar un poco más y visitar tu taller. Haces cosa hermosas y muy tiernas. Muy FELIZ AÑO !!!

    1. Gracias Daniela! Muchas y especiales gracias por siempre valorar y compartir todo lo que hago! ♥ Te espero cuando quieras!! Feliz nuevoaño para vos tb ☺

  2. Muy lindo tu resumen de año, te felicito y que sigan los éxitos! sos muy motivadora y a fuerza de trabajo vas a cumplir todos tus objetivos! Beso grande y feliz año!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *