Blanca

mujeres que inspiran: Blanca

Hace mucho tiempo, antes de que el feminismo fuera lo que es hoy, antes de que nos levantemos juntas y unidas, como una sola colectiva, mucho antes de eso, en mi familia reinó un feminismo silencioso.
Mi linaje es un Matriarcado, somos muchas mujeres, muchas, diría que el porcentaje es 80/20.
Las mujeres de mi familia fueron y son grandes luchadoras silenciosas, mujeres que pusieron en sus espaldas la crianza de sus hijos, que representaron el ingreso de sus familias, que hicieron lo mejor, con lo que tenían.
Te cuento un poco… De la parte anterior a mi bisabuela no tengo muy claro quiénes fueron, si recuerdo a «Abuelita», que fue la abuela de mi abuela y que ella siempre me contaba historias de ella. Desde mi bisabuela Elena, para adelante… Muchas, muchas mujeres: Elena tuvo 9 hijos, sobrevivieron 8, de los cuales 6 fueron mujeres. Mi abuela tuvo tres hijas: Marta, Ana (mi mamá) y Gabriela. Marta tuvo tres hijas y Ana dos. De las hijas de Marta, dos tienen una hija mujer… 
Mi bisabuela enviudó joven, ella siempre fue muy religiosa, tenía un montón de estampitas a las que le rezaba y que me mostraba cada vez que íbamos a visitarla, ella misionaba, siempre fue muy espiritual.
Mi abuela, que es de quién quiero hablar hoy, fue la mujer más increíble que yo conocí, de una fuerza y entereza infinitas, de un amor incalculable. Crió muchos hijos, propios y ajenos, hasta en sus últimos días cuidaba de sus bisnietos.

Cuando mi abuela enviudó mi mamá tenía 11 años y mi tía 13, mi abuelo estuvo enfermo mucho tiempo, por lo que ella tenía que hacer la mayor parte del trabajo. Nunca sobró nada, sin embargo, tampoco faltó. 

Su segundo matrimonio tampoco fue un éxito, pero ella siempre siguió para adelante. 

Con los años dejó su casa y fue pasando por las casas de sus hijas, siempre ayudando con la crianza de alguno de sus nietos. Dejó lo que tenía, ella era feliz con poco.

Durante el tiempo que estuvo en casa recuerdo mucho sus «bolsitas» con cosas, dormía con la radio prendida (costumbre que también tiene mi mamá) y cocinaba rico con lo que hubiera en la heladera. Nos llevábamos fatal, yo tenia 15, estaba en plena rebeldía, sumado a que no había superado la separación de mis padres aun. Si había algo que no le gustaba a Blanqui era que le contestara y yo… Yo lo hacía sin parar.

Al tiempo, alguien más la necesitó y allá fue ella. Juntó lo que necesitaba en sus bolsitas y se fue. 

Desde que me acuerdo tenía problemas en las rodillas, sin embargo ella no se quejaba, te contaba que algo le dolía, pero lo hacía pasar rápido y seguía charlando de otra cosa. Disfrutaba quedarse sentada en el apoya brazos del sillón y mirarnos divertirnos, simplemente estar ahí, hasta muy tarde y se reía. Son imborrables para mí sus anécdotas del campo, sus chistes, la falda azul, la peineta para hacerse el pelo para atrás, unos zapatitos que usaba todo el año aunque fueran abiertos porque le dolían los pies, una camisa estampada, las palabras «mucha bulla», la expresión «tiene una luna!» para decir que alguien estaba malhumorado, los $50 de regalo para cada cumpleaños (para ella era una fortuna) y la huella imborrable que dejó en todos nosotros, todos los que la conocimos, hijas, hermanos, nietos, yernos, amigos de sus nietos… Hay muchas cosas que, por ser de otra época, no estoy de acuerdo, pero en muchas otras, representa para mí un gran ejemplo a seguir, un ejemplo de lucha, de positivismo, de adaptación… Un ser maravilloso para recordar siempre. En el plano que está ahora, siento siempre, que nos cuida, nos da fuerza y está ahí, para traerte los $50.-, para contarte algún chiste o anécdota o para simplemente escuchar su «chaaaaaauuu» tan característico cuando cortaba el teléfono.

Hoy, en el día de la mujer y en el primer #mujeresqueinspiran, quise recordarla a ella, porque es de mi linaje, porque está cada día más presente y porque, simplemente, la amo. Gracias abuela por haber dejado tu huella en mi ♥

2 comentarios en «Blanca»

  1. Hermosooooooooooo!!! Hermosas tus palabras,Hermoso tu reconocimiento y sobre todo HERMOSO EL GESTO DE inspirarte en LA AGÜI, que de verdad fue y serà una grande para nuestra familia!!!!! Me emociono leerte, y te felicito. Ojalá algún día yo te inspire en algo!. Te quiero muchoooooo?

    1. Gracias tía! La huella de Blanqui siempre nos inspira a todos los que nos tocó ♥ Gracias por tus palabras, cada una de las mías salieron del corazón. Abrazo a la distancia ☺

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *